La irresistible combinación de la piel pura y la deliciosa carne de pollo garantizan la diversión y satisface el impulso natural del canino de masticar por diversión. La masticación intensa ayuda a prevenir la placa y el sarro.